Aceite de Macadamia, una piel luminosa y sana

El aceite virgen de Macadamia de optima calidad se obtiene del primer prensado en frío del fruto crudo de la nuez de Macadamia. Posee coloración amarilla clara (casi transparente) con sabor suave y agradable. El aceite de Macadamiaes el único aceite vegetal que contiene gran cantidad de ácido palmitoléico (O.P.A.), un ácido graso monoinsaturado responsable del metabolismo de los lípidos.

La composición del aceite de macadamia es especialmente rica en ácidos oleicos, linoleico, vitamina E y esteroles (Avenasterol) que le otorgan propiedades muy suavizantes y calmantes.

 

El aceite de Macadamia es un aceite extremadamente fino, fluido y ligero. Un aceite ideal para uso cosmético, porque aporta los elementos nutritivos necesarios para conservar la piel luminosa y sana. Es un producto fino que penetra en la piel con facilidad dándole brillo, suavidad y una textura sedosa.

Devuelve elasticidad, turgencia y tonicidad a la piel desvitalizada, por lo que su uso, mezclado con aceite de sesamo, se convierte en un bálsamo valiosísimo en el cuidado de la piel fláccida. Ambos aceites se complementan para conseguir la elasticidad de los tejidos.

Un aceite ideal para masaje antiinflamatorio (muscular y respiratorio), masaje drenante de la linfa, anti celulítico y para masajes circulatorios especialmente en la circulación de retorno.

Otra de las virtudes del aceite de Macadamia, es que resulta excelente como vehículo natural para los aceites esenciales puros.

El aceite de macadamia no es comedogénico. Es un aceite liviano que ayuda a retener y mejorar la humedad de la piel sin tapar los poros, protege contra las agresiones del sol, y su acción antienvejecimiento permite luchar contra la oxidación de las células.

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

El aceite virgen de macadamia se obtiene del prensado en frío del fruto crudo de la nuez demacadamia. Posee coloración amarilla clara (casi transparente) con sabor suave y agradable. El aceite de macadamiaes el único aceite vegetal que contiene gran cantidad de ácido palmitoléico (O.P.A.), un ácido graso monoinsaturado responsable del metabolismo de los lípidos. La composición del aceite de macadamia es especialmente rica en ácidos oleicos, linoleico, vitamina E y esteroles (Avenasterol) que le otorgan propiedades muy suavizantes y calmantes.
El aceite de macadamia es un aceite extremadamente fino, fluido y ligero. Unaceiteideal para uso cosmético, porque aporta los elementos nutritivos necesarios para conservar la piel luminosa y sana. Es un producto fino que penetra en la piel con facilidad dándole brillo, suavidad y una textura sedosa. Devuelve elasticidad, turgencia y tonicidad a la piel desvitalizada, por lo que su uso, mezclado con aceite de sésamo, se convierte en un bálsamo valiosísimo en el cuidado de la piel fláccida. Ambos aceites se complementan para conseguir la elasticidad de los tejidos.
Un aceite ideal para masaje antiinflamatorio (muscular y respiratorio), masaje drenante de la linfa, anti celulítico y para masajes circulatorios especialmente en la circulación de retorno.

Otra de las virtudes del aceite de macadamia, es que resulta excelente como vehículo natural para los aceites esenciales puros.
Elaceite de macadamia no es comedogénico. Es un aceite liviano que ayuda a retener y mejorar la humedad de la piel sin tapar los poros, protege contra las agresiones del sol, y su acción antienvejecimiento permite luchar contra la oxidación de las células.

 

 

Copyright (c) Cuna de Salud 2014