Aceite esencial de Ciprés

El Ciprés (Cupressus sempervirens), es un árbol perenne proveniente de Oriente, aunque está muy extendido en la zona mediterránea (se encuentra con facilidad en cementerios). En la antigüedad, los Fenicios y Cretenses utilizaban su madera para fabricar barcos, mientras los egipcios utilizaron su madera para elaborar sarcófagos.

El aceite se extrae de sus ramas, por destilación al vapor de agua. Lo que resulta es un líquido claro de olor amaderado y fresco, ligeramente picante, que tiene muchas propiedades y usos, ya sea en la salud y la belleza.

Propiedades del aceite de Ciprés

Alto contenido de taninos. Astringente. Anti diarreico. Antiespasmódico. Antiséptico. Desodorante. Diurético. Hepático. Sudorífico. Tónico sedante.

Ayuda a mejorar la circulación y es protectora de los vasos capilares. Mezclar 10 gotas de ciprés en 30ml de aceite de Macadamia y aplicar desde la planta de los pies y en masaje ascendente por toda la pierna. También se usa para tratar trastornos venosos como las hemorroides y várices.

Para pies doloridos y cansados realizar un baño de pies. Añadir al agua tibia 6 gotas de aceite esencial de ciprés, mantener los pies en el agua durante 10-15 minutos.

Excesiva sudoración de pies: Realizar el baño anterior y aplicar después la siguiente aplicación: 10ml de aceite vegetal de avellana o almendra + 10 gotas de ciprés.

Sudoración corporal excesivas: Similar al anterior, 100ml de base vegetal + 30 gotas de esencia, mezclar bien después de la ducha aplicar bien por todo el cuerpo.

Mejora el estado de ánimo: tiene la exquisita propiedad de calmar el estado nervioso o de agitación y de inspirar un ambiente alegre y animoso.

En calambres musculares aplicar sobre la zona afectada 10ml de aceite de macadamia + 10ml de aceite esencial de ciprés (siempre agitar bien las mezclas).

Formula calmante de la tos: 10ml de aceite de avellana o almendra + 8 gotas de a. c. de ciprés.

Refresca, limpia de bacterias y crea un ambiente limpio.

Su aceite es útil para elaborar jabones, inciensos, champú, productos limpiadores, etcétera. También con este aceite se elaboran velas aromáticas muy atractivas para usar como alternativa a los desodorantes ambientales.

Se puede usar para difundir o para diluir en crema o aceites o en la bañera para tomar un baño refrescante. Combina bien con aceites de aroma amaderado como el aceite de pino y sándalo. También combina bien con la Lavanda, orégano y enebro. Es útil para elaborar lociones de aroma masculino.

Embarazo: aunque no se considera tóxico, no se aconseja su uso durante el embarazo. No hay que utilizar en ningún caso el aceite directamente, hay que diluirlo siempre.

 

 

Copyright (c) Cuna de Salud 2014