ARCILLA VERDE TUBO 380g

Arcilla en tubo lista para ser aplicada directamente. Ideal para mascarillas.

Arcilla verde en pasta preparada a base de arcilla verde y agua de manantial. Ideal para mascarillas, cataplasmas... Altamente recomendado para pieles grasas.

La arcilla verde ha sido usada desde la antigüedad debido a sus múltiples propiedades. Gracias a su gran acción purificante se recomienda su uso en mascarillas faciales para limpiar, eliminar toxinas y revitalizar la piel. Aplicando una mascarilla constantemente en pieles grasas ayuda a controlar la secreción sebácea, evitando la proliferación de bacterias y suciedad que obstruyen los poros y causan los antiestéticos granos y puntos negros. Además gracias a la acción cicatrizante de la arcilla ayuda a secar y cicatrizar los granos, mejorando el aspecto de la piel.

Se puede aplicar arcilla verde en heridas para facilitar su cicatrización y en cualquier parte del cuerpo en general para mejorar el aspecto de la piel.

La arcilla verde es muy eficaz como antiinflamatorio, aplicando una capa de arcilla en la zona inflamada ayuda a bajar la hinchazón en caso de contusiones, heridas, picaduras...

En mascarillas se pueden añadir diferentes aceites esenciales para potenciar su efecto.

La arcilla verde sakai viene preparada en pasta lista para aplicar directamente sin necesidad de añadir nada a la mezcla.

Modo de empleo:

Mascarillas: aplicar una fina capa sobre la piel, dejar actuar entre 10-15 minutos. Aclarar con agua tibia aplicando después una crema hidratante.

Cataplasmas: aplicar directamente sobre la piel una capa de arcilla verde de un 1cm de espesor, dejar actuar 1 hora. Aclarar con agua tibia aplicando después hidratante corporal.

Composición:

Arcilla verde 60%

Agua de manantial 40%

Presentación:

Tubo con arcilla verde en pasta lista para aplicar 380g.

Copyright (c) Cuna de Salud 2014