Verde de zanahoria

Favorecer el bronceado, proteger la piel del sol y mejorar el estado general de la epidermis.

Afecciones de la piel: dermatosis, ictiosis, psoriasis, etc.

Evitar el envejecimiento cutáneo prematuro. Piel excesivamente seca y rugosa.

Cabellos secos y de color apagado.

Disminución de la agudeza visual. Ceguera nocturna. Sequedad de la córnea.

Excelente suplemento dietético para niños, ancianos, deportistas y convalecientes.

Niños en periodo de crecimiento, debilitamiento de huesos y dientes.

Afecciones digestivas: gastritis y úlceras gastroduodenales, infecciones gastrointestinales.

Diabéticos.

Desnutrición y anorexia.

Diarreas.

Para fortificar y mejorar el sistema defensivo del organismo.

Enfermedades infecciosas del sistema respiratorio: sinusitis, anginas, etc.

Infertilidad masculina.

Embarazo, alteraciones de la regla.

No existen contraindicaciones: ni efectos secundarios conocidos a las dosis recomendadas.

No se han descrito tampoco interacciones medicamentosas.

Consumiéndola en exceso puede provocarse depósitos de caroteno bajo la piel, confiriéndole un tono amarillento.

Aunque un exceso de vitamina A puede inducir efectos tóxicos (daño hepático, cefalea, dolor de huesos y piel seca), la administración de esta vitamina en forma de beta caroteno al ser este un precursor vegetal de la misma no induce estos posibles efectos tóxicos ya que la conversión de beta caroteno en vitamina A está regulada y solo se produce su conversión cuando la vitamina A se requiere en el organismo.

Copyright (c) Cuna de Salud 2014