Amatista

El cuarzo amatista. Es un regenerador potente de energía. Es un buen remedio contra las borracheras, y demás vicios. Purifica cuerpo y mente. Es buena para mejorar la persuasión y la comprensión. La amatista también es una piedra que consuela y nos aporta alivio en la angustia. El cuarzo amatista tiene vibraciones sedantes, es buena contra el insomnio. Es potenciadora del sistema nervioso y de las glándulas endocrinas. Esta indicada para el tratamiento de la artritis. Estimula la inteligencia y trae paz y equilibrio. Es buena en el tratamiento de la diabetes. Simboliza el equilibrio, la pureza la serenidad y la modestia. Es muy buena para la meditación, y muy indicada en los estados depresivos. Se dice que trae la paz a los ambientes cargados. Es uno de los minerales más interesantes que existen y por eso no debe faltar en ningún hogar. También es buena para las afecciones cardiacas y el asma. Abre y fortalece los chakras de la cabeza, basal y del bazo. Es una piedra maternal y protectora del hogar y de la familia, así mismo protege a los niños. Transmuta la negatividad de la casa y de los habitantes. Protege la virginidad y la fidelidad.

En Feng Shui se colocan amatistas en los cuartos de baño ya que el cuarto de baño es un punto de fuga en el hogar. El baño es uno de los puntos negros de la casa. Poniendo una amatista en el baño se tapona este punto de fuga y así la energía positiva no escapa de la casa. Una amatista en cada cuarto de baño ese es el remedio. Colocar una geoda de amatista en los pies de la cama matrimonial asegura la confianza y al fidelidad.

Copyright (c) Cuna de Salud 2014