Ecogrifo Irisana IR33, un chorro de ventajas

Ecogrifo Irisana IR33 ahorra hasta un 65% en agua, detergente y energía. Además mejora la calidad del agua para cocinar y beber.

Este productos además de ser eficaz es económico, ecológico e innovador. No salpica, las finas partículas de agua, son más efectivas para lavar alimentos, loza y eliminar jabones y grasas.

 

Debido a la micronización del agua, generación de iones y presión que alcanza, limpia en mayor profundidad alimentos tales como frutas, verduras, pescados, etc. y los mantiene frescos más tiempo. Mejora la calidad del agua para cocinar y beber.

Ahorra en jabones y detergentes por el mayor poder desengrasante del agua. No salpica. Dos modalidades de flujo de fácil cambio: grueso y suave.

Las cerámicas activas suavizan el agua y reducen el cloro. Son bactericidas y fungicidas. El filtro de partículas cambiables elimina sedimentos, arenas, óxidos… y previene el bloqueo del micro poros.

El disco de micro poros microniza el agua y aumenta su presión. Ahorra agua y energía. Genera iones negativos (efecto Lenard).

Modo de empleo

Retirar el difusor del extremo del grifo. Enroscar con firmeza el Ecogrifo al tubo, utilizando el adaptador en caso necesario. Seleccionar el tipo de chorro deseado.

 

Observaciones

Fácil cambio de flujo de agua pulsando un botón. Filtro de partículas reemplazable. Su duración estimada será de dos a seis meses, según la calidad del agua y uso.

Las cerámicas son permanentes.

Copyright (c) Cuna de Salud 2014