Extracto de semilla de pomelo. El antimicrobiano

El extracto de semilla de pomelo es un producto natural derivado de las semillas, pulpa y membranas blancas del pomelo (Citrus paradisi). Es un componente dietético de alta calidad que contiene valiosos bioflavonoides naturales y vitamina C.

Posee un amplio espectro antimicrobiano frente a bacterias gram positivas y negativas, hongos, virus y protozoos. Puede combinarse con otras plantas medicinales, logrando así beneficiosos efectos sinérgicos.

La capacidad de una sustancia para impedir el crecimiento bacteriano y otros tipos de gérmenes se cuantifica a través de la Concentración Inhibitoria Mínima (CIM, o MIC en inglés), siendo ésta la medida de laboratorio más utilizada para evaluar la efectividad antimicrobiana de una sustancia. La CIM expresa la mínima cantidad de sustancia que se requiere para prevenir e impedir el crecimiento de un microorganismo en condiciones de laboratorio.

Se expresa en partes por millón (ppm). Un número bajo, por ejemplo 3 ppm, indica que la capacidad antimicrobiana es muy efectiva porque inhibe el crecimiento del germen testado con una dosis muy baja de concentración de dicha sustancia. A medida que la CIM aumenta, la efectividad de esa sustancia para impedir la proliferación bacteriana se hace menor y deberemos utilizar una mayor concentración de sustancia. Sin embargo, la CIM no expresa la capacidad de la sustancia para matar un germen.

El extracto de semilla de pomelo está compuesto de semillas de pomelo y partes de la membrana de la fruta. Básicamente, la extracción natural de la planta es una manera particularmente eficaz de reciclado de restos, puesto que las semillas de pomelo y la membrana de la fruta son productos residuales que no se utilizan para la producción del zumo de pomelo. El proceso de producción de zumo de pomelo implica el pelado mecánico de los frutos para evitar que los aceites esenciales y principios amargos que contiene la piel se mezclen con el zumo.

Una vez que se ha exprimido el fruto y el jugo se ha obtenido, la piel blanca, la membrana de la fruta y las semillas son los desechos que se utilizan como base para la fabricación del extracto de semilla de pomelo.

¡Las aplicaciones potenciales de un vistazo!

SISTEMA, APARATO U ÓRGANO

PATOLOGÍAS O APLICACIONES ESPECÍFICAS

Aparato digestivo Disbiosis, diarrea, flatulencia abdominal, intoxicación alimentaria, náuseas, vómitos, infección parasitaria, úlceras gástricas y duodenales.

Aparato respiratorio Resfriados, gripe, sinusitis, procesos inflamatorios en la garganta.

Aparato locomotor Artritis, enfermedad de Lyme.

Sistema tegumentario Úlceras, llagas, cortes, heridas, acné, pie de atleta, olor corporal, impétigo, sarpullidos, irritaciones, estomatitis angular (en labios), dermatitis de contacto, tiña, micro infecciones y cortes tras el afeitado, verrugas, caspa, problemas en las uñas ocasionados por infecciones.

Dientes/encías Gingivitis, enfermedad periodontal.

Ojos Conjuntivitis.

Aparato auditivo Dolor de oído, otitis.

Sistema urogenital Infecciones del tracto urinario, infección vaginal.

General Infecciones fúngicas y bacterianas, síndrome de fatiga crónica.

Otras aplicaciones Aire acondicionado, calzado, camping, cepillo de dientes, conservación de alimentos, humidificadores, lavados de ropa, mohos, piscinas, purificación de agua, tabla de cortado de alimentos.

En general, se recomienda tomar de 10 a 15 gotas de ESP con un poco de agua o de zumo, tres veces al día (esto aporta como mínimo de 6 a 9 mg de bioflavonoides naturales de pomelo y de 45 a 67,5 mg de vitamina C); o bien, la cantidad equivalente de extracto seco de semilla de pomelo. Para las afecciones de garganta también se recomienda realizar gárgaras con el ESP.

En caso de padecer alguna de estas afecciones, lo más recomendable es acudir a nuestro especialista Fernando Martínez en Cuna de Salud y recibir el tratamiento adecuado específico para cada caso.

Hay referencias de profesionales que emplean dosis más elevadas, por ejemplo, tres dosis diarias de 50 gotas disueltas en un vaso de agua. Esta terapia de dosis altas se mantiene durante períodos breves y después se va reduciendo la cantidad administrada.

Inicialmente, la cantidad recomendada para los niños es de tres tomas de 10 gotas disueltas en agua o zumo, posteriormente se reduce a tres tomas de 5 gotas al día.

Copyright (c) Cuna de Salud 2014